ASOCEX

  • Cámara de Comptos de Navarra
  • Sindicatura de Comptes de Catalunya
  • Sindicatura de Comptes de la Comunitat Valenciana
  • Consello de Contas de Galicia
  • Tribunal Vasco de Cuentas Públicas
  • Cámara de Cuentas de Andalucía
  • Audiencia de Cuentas de Canarias
  • Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid
  • Sindicatura de Comptes de les Illes Balears
  • Consejo de Cuentas de Castilla y León
  • Sindicatura de Cuentas del Principado de Asturias
  • Cámara de Cuentas de Aragón

La Cámara de Cuentas de Andalucía publica su informe: Análisis Comparativo de la Gestión Desarrollada por los Consorcios Metropolitanos de Transporte de Bahía de Cádiz, Granada, Málaga y Sevilla

Jul 21, 2011 en News | 0 comments

La Cámara de Cuentas de Andalucía publica su informe: Análisis Comparativo de la Gestión Desarrollada por los Consorcios Metropolitanos de Transporte de Bahía de Cádiz, Granada, Málaga y Sevilla.

Ejercicio 2009

La Cámara de Cuentas de Andalucía acordó incluir en el Plan de actuaciones para 2010 la auditoría operativa de los Consorcios Metropolitanos de Transportes de las áreas de Bahía de Cádiz, Granada, Málaga y Sevilla.

Los consorcios de transportes de Andalucía, impulsados por la Consejería de Obras Públicas y Vivienda tienen asignadas las competencias en materia de ordenación y coordinación de la red de transporte público de las distintas áreas metropolitanas.

Entre sus fines se encuentra la consolidación de modelos de transporte metropolitanos sostenibles, dinámicos y vertebradores del territorio que garanticen la movilidad de los ciudadanos andaluces mediante una red de transporte multimodal, eficaz y respetuosa con el medioambiente que permita una integración tarifaria de todos los servicios de transporte y una mejora de la intermodalidad.

La necesidad de priorizar el transporte público exige el diseño de una oferta de calidad que permita la prestación de un servicio frecuente y fiable, de sencilla utilización y con tiempos competitivos con el transporte privado, además de la adopción de tarifas multimodales y la implantación de políticas de precios que ayuden a colectivos específicos o que propicien su utilización.

Actualmente coexisten en Andalucía nueve grandes aglomeraciones urbanas que aglutinan a más de cinco millones de habitantes en las que se basa territorialmente el transporte público metropolitano: Almería, Bahía de Cádiz, Campo de Gibraltar, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla. A la finalización del trabajo de campo, septiembre de 2010, estaban constituidos los consorcios de todas las áreas salvo Huelva.

Todos los consorcios se han creado al amparo de lo establecido en los artículos 33 a 36 de la Ley 7/1993, de 27 de julio, de Demarcación municipal de Andalucía, los artículos 57, 58 y 87 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases de régimen local, y demás normativa de general aplicación. Se crean como entidades de derecho público de carácter asociativo, dotadas de personalidad jurídica independiente de la de sus miembros, patrimonio propio, administración autónoma y tan amplia capacidad jurídica de derecho público y de derecho privado como requiera la realización de sus fines.

El objetivo del trabajo de fiscalización ha sido el análisis comparativo de la gestión desarrollada en el ejercicio 2009 por los cuatro Consorcios Metropolitanos de Transportes que contaron con mayor dotación presupuestaria en dicho ejercicio: Sevilla, Málaga, Granada y Bahía de Cádiz, con el fin de determinar si los resultados de la gestión del servicio reflejan diferencias en términos de eficacia, eficiencia, economía, equidad, calidad y respeto al medioambiente.

Las principales conclusiones que se destacan del trabajo realizado son las siguientes:

* En relación con la economía y la eficiencia no existen diferencias significativas en la gestión del servicio de transporte público por carretera llevada a cabo por los consorcios analizados. En los casos en que los indicadores propuestos, relativos al análisis de la oferta, de la demanda, de la eficacia y de la economía y eficiencia, presentan valores heterogéneos se explican, en la mayoría de las ocasiones, por factores de índole geográfica o socioeconómica.

* Un aspecto destacado en el informe se refiere a las concesiones gravadas con prohibiciones de tráfico.  En ocasiones, el levantamiento de las prohibiciones de tráfico establecidas en los títulos concesionales, se realiza llegando a un acuerdo con los operadores por el que se le cede el derecho a realizar paradas no establecidas en el título concesional a cambio de permitir que otros operadores realicen otras en una línea protegida por prohibiciones de tráfico.

Sin embargo, en otros casos, en trayectos en los que hay establecidos dichas prohibiciones, se acuerda que sea el consorcio quién  indemnice al operador damnificado por el levantamiento de la prohibición por todos y cada uno de los viajeros que usen el servicio ofrecido por otro operador. En estos supuestos,  sería conveniente, siempre que las circunstancias del servicio lo permitan, que se llegara a un acuerdo a través del cual se le ceda el derecho al operador damnificado a realizar una parada correspondiente a una línea del otro operador antes que pagar por un servicio que realmente no se ha prestado.

* La totalidad de la flota de los Consorcios Metropolitanos de Transportes utilizaba combustibles tradicionales a finales de 2009. Sólo los consorcios de Bahía de Cádiz y Sevilla han firmado nuevos acuerdos para el fomento del uso de biodiésel, no existiendo ningún vehículo propulsado por gas, electricidad u otras energías alternativas. En el conjunto de los consorcios resulta escaso y excepcional el fomento del vehículo compartido y del uso de la bicicleta, debido en parte a la ausencia de infraestructuras adecuadas.

Las administraciones públicas en general y particularmente las competentes en materia de transportes deben dar ejemplo en relación con el ahorro energético y el respeto medioambiental fomentando el uso de combustibles alternativos e intentando cumplir los objetivos de penetración de biocombustibles incluidos en la Directiva 2003/30/CE del PE y del Consejo, de 8 de mayo de 2003, y en el Plan de Energías Renovables, muy lejanos en la actualidad.

* En cuanto al análisis de la demanda, el número anual de viajeros ha disminuido en un 4,4% en 2009, lo que ha supuesto una pérdida de más de un millón y medio de usuarios. La integración de quince nuevos municipios en el ámbito de actuación de los distintos consorcios no ha compensado los efectos negativos en la demanda de las actuales circunstancias socioeconómicas. En ocasiones, la disminución de la velocidad comercial y el incumplimiento de horarios consecuencia de obras de infraestructura, han agravado esta situación. Los más perjudicados han sido Málaga y Cádiz con más de un millón y trescientos mil pasajeros menos, respectivamente. En los consorcios analizados resulta un uso medio del transporte público metropolitano de entre siete y nueve ocasiones por habitante. No obstante, en el consorcio de Granada se alcanzan los 16,6 usos por habitante.

La demanda en un día laborable tipo y en período punta han recuperado los niveles de demanda de 2007, de lo que se deduce que el descenso del desplazamiento por ocio es más acusado que otros motivos. La demanda relativa en día tipo es también muy superior en el consorcio de Granada al resto de los consorcios mientras que la mayor concentración de la demanda en hora punta se produce en el consorcio Bahía de Cádiz.

Por otra parte, la mitad de los desplazamientos se realiza usando el billete único, constatándose un importante y generalizado aument
o en su utilización. En los consorcios de Granada y Sevilla se alcanza un 58% de penetración de la tarjeta consorcial.

* Respecto a la ocupación media de los vehículos (calculada poniendo en relación las plazas ofertadas con la demanda real), los Consorcios Metropolitanos de Transportes han ocupado el 22,7% de las plazas ofertadas en 2009. La mejor ratio ha sido obtenida por Granada con un 38,3% mientras que en el consorcio de Sevilla sólo se ha alcanzado el 16,8%. Respecto a la demanda en un día laborable tipo el índice de ocupación aumenta siete puntos sobre el general y en período punta alcanza el 39,4%. Estas ratios presentan sus mayores valores en el consorcio de Granada y los más bajos en Sevilla.

* En cuanto al análisis de la calidad en la prestación del servicio, se reciben 4,4 quejas y reclamaciones por cada cien mil viajeros. En relación con la demanda existente el mayor índice se registra en Bahía de Cádiz y el menor en Málaga, con 9,2 y 1,8, respectivamente. La gestión de las mismas se realiza de forma ágil y eficaz.

Todos los consorcios realizan encuestas de satisfacción con una periodicidad mínima anual. La opinión sobre el transporte público metropolitano en 2009 es siempre positiva salvo en el consorcio de Málaga, donde se constata una evolución a la baja respecto a encuestas anteriores. El servicio marítimo en el Consorcio de Transporte Bahía de Cádiz obtiene una óptima valoración. La gestión de los consorcios es asimismo bien valorada. Los aspectos que reciben una mayor puntuación son el trato recibido y la limpieza, siendo la frecuencia de paso y las tarifas los de opinión más negativa.

* Respecto a la eficacia, el análisis se ha centrado tanto en  los objetivos incluidos en la legislación como en los sistemas de planificación y control. En cuanto al primero de los aspectos analizados, se destaca en el informe que las competencias y mandatos incluidos en los estatutos de los consorcios de transporte poseen un elevado grado de desarrollo. No obstante, desde la entrada en vigor de la Ley 1/1994, de 11 de enero, de Ordenación del territorio de la Comunidad autónoma de Andalucía, la Consejería de Obras Públicas y Vivienda, previa propuesta del consorcio, sólo ha realizado el Plan Metropolitano de Transporte de Sevilla, aprobado en 2006.

En cuanto a los sistemas de planificación implantados por los distintos Consorcios Metropolitanos de transportes, los de Bahía de Cádiz y Sevilla poseen la certificación UNE ISO 9001 del sistema de calidad para varios procesos de su gestión. No obstante, en el Consorcio de Sevilla no se ha auditado en 2009 por encontrarse en fase de modificación del alcance. Dichos sistemas incluyen la formulación y seguimiento de objetivos e indicadores de gestión, obteniéndose un elevado nivel de consecución.

Aunque en los consorcios de Granada y Málaga se diseñan algunos objetivos e indicadores de gestión, su escasa formalización hacen que no constituyan un verdadero sistema de planificación y control. Por otra parte, los objetivos incluidos en los Programas de actuación, inversión y financiación, formulados por los consorcios no son objeto de seguimiento.

La formulación de objetivos e indicadores de gestión intermedios son herramientas imprescindibles para evaluar la buena gestión de las organizaciones, ofreciendo al mismo tiempo un apoyo a la gestión de gran valor. Se recomienda la implantación generalizada de sistemas adecuados en todos los consorcios para la totalidad de los procesos de su gestión.

* Por ultimo, los Consorcios Metropolitanos de Transportes firmaron en 2006 un protocolo de colaboración desde el que se impulsan y ejecutan proyectos comunes a todos los consorcios de transportes andaluces con el objeto de homogeneizar, en lo posible, la prestación del servicio en las distintas áreas metropolitanas. Los consorcios de Bahía de Cádiz y Málaga son los más activos en esta importante faceta de eficiencia y coordinación al liderar el 80% de los proyectos comunes vigentes en 2009.

Puede consultar el texto completo del informe a través del siguiente enlace  www.ccuentas.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies