ASOCEX

  • Cámara de Comptos de Navarra
  • Sindicatura de Comptes de Catalunya
  • Sindicatura de Comptes de la Comunitat Valenciana
  • Consello de Contas de Galicia
  • Tribunal Vasco de Cuentas Públicas
  • Cámara de Cuentas de Andalucía
  • Audiencia de Cuentas de Canarias
  • Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid
  • Sindicatura de Comptes de les Illes Balears
  • Consejo de Cuentas de Castilla y León
  • Sindicatura de Cuentas del Principado de Asturias
  • Cámara de Cuentas de Aragón

La Sindicatura de Cuentas de la Comunidad Valenciana entrega a las Corts el informe de fiscalización de la Cuenta de la Administración del ejercicio 2019

Dic 30, 2020 en News |

  • Los auditores no han encontrado situaciones en las que pudieran concurrir las características de la responsabilidad contable.
  • El órgano fiscalizador llama la atención por el aumento del déficit, un 34,7% respecto al del ejercicio 2018. Una situación que, como se ha señalado reiteradamente en informes anteriores, será difícil equilibrar con el actual sistema de financiación autonómica.
  • La auditoría financiera señala determinadas salvedades, entre las cuales destacan la imposibilidad de estimar las obligaciones de la Generalitat en materia de concesiones para el servicio de asistencia sanitaria integral, así como el importe total de las ayudas al Plan de Vivienda y las provisiones para responsabilidades por procedimientos judiciales en curso.
  • En cuanto al cumplimiento de la normativa, la Sindicatura llama la atención sobre los numerosos gastos contraídos sin cobertura presupuestaria y sobre las insuficientes consignaciones del presupuesto para atender determinadas transferencias y subvenciones.
  • El informe destaca la temporalidad del personal estatutario de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública (CSUSP), que ha aumentado más de veinte puntos en el periodo 2012-2019, poniendo de manifiesto la necesidad urgente de una planificación de los recursos humanos, agravada por la crisis sanitaria causada por la COVID-19.
  • La Sindicatura ha analizado los controles de ciberseguridad, calificando de insuficientes los recursos para la protección de los sistemas de información y comunicaciones de la Generalitat; y advierte también sobre el efecto en el sector público del cambio climático y de la adaptación al declive de la energía de origen fósil.

La Sindicatura de Comptes ha entregado hoy a las Corts el Informe de fiscalización de la Cuenta General de la Generalitat Valenciana correspondiente al ejercicio 2019.

El presidente de las Corts, Enric Morera, ha recibido el Informe de manos del síndic major, Vicent Cucarella, en el jardín del Palau de Benicarló. Posteriormente, Cucarella también ha comunicado los resultados de la fiscalización al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien ha estado acompañado por el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, en el Palau de la Generalitat.

El Informe, publicado hoy en la web de la institución estatutaria, incluye las auditorías de las cuentas anuales de la Administración, de la contratación y de los gastos de personal, que esta vez, como novedad, se publican en tres informes individuales para facilitar su localización y consulta. A la vez, el informe incluye un primer volumen con el resumen general de las conclusiones y también, dentro de los restantes cuatro volúmenes, el control formal de los entes del sector público autonómico valenciano, así como las recomendaciones más relevantes observadas en el ejercicio 2019 para la mejora de la gestión económico-financiera y contractual.

En general, las cuentas de la Generalitat cumplen los principios contables y la normativa aplicable, con algunas salvedades que se comentan en el Informe. En su análisis, los auditores no han encontrado situaciones en las que pudieran concurrir las características de la responsabilidad contable.

Situación patrimonial y déficit

En cuanto a la situación patrimonial de la Generalitat Valenciana, como en ejercicios anteriores, las cuentas anuales del ejercicio 2019 muestran un grave desequilibrio con fecha de 31 de diciembre de 2019. El patrimonio neto es negativo, por 34.813,0 millones de euros y la deuda financiera asciende a 49.784,3 millones de euros, aunque durante los tres últimos ejercicios se percibe una ligera disminución en términos relativos respecto al PIB, según el Banco de España.

En cuanto al déficit, el órgano fiscalizador llama la atención por su aumento, un 34,7%, respecto al del ejercicio 2018, en el cual se invirtió la tendencia de reducción de los ejercicios 2015 a 2017. Así, el déficit continúa en unos niveles muy elevados a causa de un mayor aumento en los gastos que en los ingresos. Una situación que, como se ha señalado reiteradamente en informes anteriores, será difícil equilibrar con el actual sistema de financiación autonómica.

En este sentido, el Informe destaca que urge más que nunca resolver la situación de la infrafinanciación autonómica que sufre la Generalitat Valenciana desde hace muchos años, con la negociación de un nuevo modelo de financiación que se ha visto aplazada de nuevo con el pretexto de la pandemia de 2020. En opinión del ente fiscalizador, la inadecuada financiación no solo está ahora perjudicando la acción del sector público en momentos difíciles, sino que eleva la deuda pública valenciana y condicionará negativamente el desarrollo futuro de los servicios públicos valencianos.

En este sentido, el informe del Ministerio de Hacienda y Función Pública indica que la Comunidad Valenciana ha cumplido el objetivo de deuda pública, si bien ha incumplido el objetivo de déficit, que ha sido del 1,9% del PIB regional, superior al objetivo del 0,1% establecido por el Consejo de Ministros. Además, el incremento en el gasto computable del ejercicio 2019, del 6,8%, ha superado la variación máxima permitida del 2,7%, por lo cual se ha incumplido la regla de gasto en el ejercicio presupuestario 2019.

Auditoría financiera

Con respecto a la auditoría  financiera de la Cuenta de la Administración de la Generalitat del ejercicio 2019, la Sindicatura ha emitido una opinión favorable con algunas salvedades, entre las cuales destacan:

  • En los contratos de concesión administrativa para la prestación del servicio de asistencia sanitaria integral todavía quedan 37 liquidaciones anuales pendientes de aprobación o en trámite de elaboración y, por lo tanto, no es posible determinar los efectos que tendría el adecuado reflejo contable sobre la Cuenta de la Administración de 2019.
  • Se mantienen las dificultades señaladas en informes anteriores para efectuar una estimación razonable de las obligaciones que la Generalitat tendrá que reconocer para ayudas en concepto de vivienda. El pasivo del balance recoge 21,2 millones de euros por obligaciones pendientes de aplicar en el presupuesto y en ayudas pendientes de resolver se estiman en 24,2 millones de euros las provisiones de las obligaciones a pagar.
  • Al cierre del ejercicio 2019, se mantiene la existencia de un gran número de procedimientos judiciales en curso de los cuales podrían derivarse responsabilidades a cargo de la Generalitat, la estimación de las cuales no ha sido posible efectuar. Sin perjuicio de esto, se observa un defecto de provisión para la cobertura de los pasivos contingentes al cierre del ejercicio por un importe de 251,6 millones de euros.

Cumplimiento de la normativa

Por lo que respecta a las salvedades en el cumplimiento de la normativa, el informe destaca las siguientes:

  • Los gastos contraídos sin cobertura presupuestaria por un importe de 945,2 millones de euros (cuenta 4131) vulneran las disposiciones legales, si bien existe la posibilidad de convalidar las obligaciones de ejercicios anteriores mediante autorización expresa del Consejo. En este sentido, en el ejercicio 2019, se han tramitado expedientes de resarcimiento por enriquecimiento injusto, por un importe conjunto de 1.443 millones de euros, de los cuales 490,4 millones de euros corresponden a gastos de ejercicios anteriores.
  • Por otro lado, no se ha podido comprobar que la propuesta del acta definitiva de recepción de los bienes y servicios afectos a la concesión del servicio público de la asistencia sanitaria integral del Departament de Salut de la Ribera haya sido aprobada por el órgano competente y fiscalizada por la Intervención, por lo cual no consta que la reversión haya sido realizada de conformidad y a satisfacción de la Administración de la Generalitat.
  • También se ha observado que las consignaciones definitivas del presupuesto de la Generalitat de 2019 se han mostrado insuficientes para atender las transferencias y subvenciones que se tienen que conceder en el ejercicio. Además, se mantienen unos niveles de pago muy bajos, o incluso nulos, en algunas líneas de subvenciones. En este sentido, las fichas presupuestarias no recogen la forma de concesión en 60 líneas de subvenciones, por un importe conjunto de 2.469,1 millones de euros.

A su vez, la Sindicatura recuerda que la Generalitat tiene que incluir en sus presupuestos iniciales de transferencias a recibir del Estado, derivadas del sistema de financiación autonómica, únicamente las previsiones de ingresos que de manera razonable se espera obtener, teniendo en cuenta que su determinación se encuentra reglada en el marco normativo de aplicación. Sin embargo, la falta de financiación somete a la Generalitat a la dificultad de conciliar simultáneamente el presupuesto adecuado de los gastos del estado del bienestar, el respecto a la estabilidad presupuestaria y un tratamiento ortodoxo de las previsiones de ingresos.

Contratación

En materia de contratación, la Sindicatura ha identificado algunos incumplimientos comunes en varios de los expedientes analizados, como, por ejemplo, la falta de justificación adecuada en la elección de los criterios a considerar para adjudicar el contrato; que la fórmula matemática no permita de manera razonable la efectividad de la importancia relativa de la oferta económica; la ausencia de determinada documentación en los expedientes; el incumplimiento de los requisitos para la tramitación de urgencia o de emergencia, etc.

Otras aspectos de carácter puntual que hay que destacar en el ámbito de la contratación tienen que ver con los indicios de fraccionamiento del objeto contractual en los denominados “pagos directos” por adquisiciones de productos de farmacia y material sanitario sin consignación presupuestaria; en el incumplimiento de los plazos en las comunicaciones y adjudicaciones; y en los pagos fuera de plazo.

Gastos de personal

Respecto a la auditoría financiera de los gastos de personal, en general se muestran de acuerdo con el marco normativo aplicable en los aspectos significativos, con algunas salvedades por determinadas provisiones insuficientes. En este sentido, están infravalorados en 122,8 millones de euros tanto los gastos de personal de la cuenta del resultado economicopatrimonial de 2019 como las provisiones contabilizadas en el balance al cierre del ejercicio.

El Informe destaca también la elevada temporalidad del personal estatutario de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública (CSUSP), puesto que representaba el 61,1% del total, de forma que ha aumentado más de 20 puntos en el periodo 2012-2019, apuntando que las últimas ofertas públicas de ocupación no han paliado esta situación. La actual situación de emergencia sanitaria causada por la COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad urgente que la CSUSP realice una planificación estratégica de recursos humanos de las instituciones sanitarias.

Ciberseguridad

También se han revisado los controles de ciberseguridad más relevantes relacionados con los sistemas de información para la gestión de la nómina del personal no sanitario. Como resultado del trabajo realizado, hay que concluir que los controles se realizan, a todos los efectos, pero hay controles parcialmente establecidos o bien los procedimientos no se han formalizado debidamente.

Los recursos humanos y materiales asignados a la protección de los sistemas de la información y las comunicaciones de la Generalitat son insuficientes, teniendo en cuenta su tamaño y complejidad, para hacer frente a las ciberamenazas, continuamente crecientes tanto en número como en peligrosidad. Es necesario que los órganos de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico (CHME) tomen conciencia de la necesidad de conseguir los niveles exigidos por la normativa para la protección de los sistemas de información.

En este sentido, la Sindicatura hace una reflexión sobre la total dependencia de los sistemas de información y comunicaciones que existe en la gestión pública, lo que hace que nuestras administraciones sean más vulnerables ante los ciberataques. En este sentido, es destacable que la crisis sanitaria y socioeconómica provocada por la epidemia de COVID-19 en 2020 ha puesto de manifiesto que la Generalitat ha sido capaz de mantener gran parte de su actividad confiando en el buen funcionamiento y la eficacia de los sistemas de información y comunicaciones y sin incidentes de seguridad destacables que no hayan sido detenidos por el sistema de seguridad de la Generalitat.

El informe apunta que la crisis ha puesto de relieve esta realidad y ha constatado que es necesario mantener una adecuada ciberhigiene y un sólido sistema de protección ante los ciberataques, que tiene que ser adecuadamente dotado de recursos humanos y materiales, que permita atender, entre otras cuestiones, las recomendaciones efectuadas en nuestros informes sobre esta materia y conseguir los niveles de seguridad exigidos por el Esquema Nacional de Seguridad.

Efectos de la transición energética y del cambio climático

Como en informes anteriores, la Sindicatura advierte sobre dos de los retos importantes e interrelacionados que tienen que afrontar inmediatamente la economía y la sociedad: atenuar el cambio climático y adaptarse al declive de la energía procedente de los combustibles fósiles. Los dos hacen necesaria una transición social y sistémica que nos acerque a posiciones compatibles con una dotación energética menor y respetuosa con la capacidad de carga de la biosfera, en un entorno sin crecimiento económico en el que el sector público tendrá que aumentar su eficacia y eficiencia.

Esta preocupación es cada vez más común, de forma que en el ámbito de la auditoría aumentan las recomendaciones sobre la necesidad de tener en cuenta los riesgos relacionados con el cambio climático en las auditorías financieras, así como la formación en evaluación de políticas públicas en el seno de las instituciones de control externo.

Otros contenidos y disponibilidad del informe

Además de la fiscalización de la Cuenta General, el Informe recopila la fiscalización de entidades específicas de la Administración valenciana, los informes individuales de las cuales ya se han publicado a lo largo del segundo semestre de 2020: Agencia Tributaria Valenciana, Autoridad de Transporte Metropolitano de València, Agencia Valenciana de la Innovación, Circuito del Motor y Promoción Deportiva, Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo, Infraestructuras y Servicios de Telecomunicaciones y Certificación, SAU, Instituto Valenciano de Finanzas, Turismo de la Comunidad Valenciana y Consorcio Hospital General Universitario.

Los cinco volúmenes del Informe de la Cuenta General, así como los informes específicos, están disponibles para la descarga y consulta en el enlace:

https://www.sindicom.gva.es/informes?name=&category=cuenta+General+de+la+Generalitat+Valenciana&year=.

Cualquier otra información relativa a la Sindicatura de Comptes se puede encontrar en el sitio web del ente (http://www.sindicom.gva.es), que incluye todos sus informes.

NOTA

Este resumen pretende ayudar a la comprensión de los resultados de nuestro informe, contextualizándolos en el entorno económico y del sector público valenciano, y facilita la labor a los lectores y a los medios de comunicación. Contiene una descripción sucinta de la fiscalización realizada, con las conclusiones más destacables.

Sin embargo, los trabajos completos de fiscalización se encuentran en el conjunto de los volúmenes, accesibles en el sitio web de la Sindicatura de Comptes de la Comunitat Valenciana (www.sindicom.gva.es). Recomendamos leerlos para conocer el verdadero alcance del trabajo realizado.